TV de Plasma o LCD

La tecnología de plasma permitía fabricar televisores de mayor tamaño que los LCD, pero compañías como Sharp han empezado a comercializar modelos de hasta 65”, el mismo tamaño que posee la pantalla de plasma más grande del mercado. Aún así, y a pesar de este paso adelante, en la mayor parte de los casos el plasma sigue ofreciendo mayor calidad de imagen en los televisores de más de 50”.

En cambio, en los LCD se pueden utilizar resoluciones de pantalla muy elevadas independientemente del tamaño de la pantalla, lo que las convierte en ideales para la alta definición. Por contra, el plasma sólo es capaz de mostrar imágenes en HD en los modelos de más de 50”, una circunstancia que han aprovechado los fabricantes de LCD para arrebatarles cuota de mercado a marchas forzadas en los últimos tiempos.

Para contrarrestar sus menores prestaciones en este campo, los televisores de plasma de menos de 42” son algo más baratos, pero los analistas pronostican que esta ventaja competitiva tiene los días contados, puesto que la bajada continuada en los precios de los LCD provocará que a mediados del año que viene la cantidad a desembolsar para hacerse con una u otra tecnología sea muy similar.

Otro de los puntos fuertes de los televisores LCD reside en que consumen entre un 20% y un 30% menos que los de plasma. En números, esto se traduce en que los primeros se conforman con un gasto de 100 a 120 W mientras que los segundos necesitan de una potencia que nunca baja de los 120 W y que en ocasiones puede dispararse hasta los 160 W.

Las pantallas de plasma son capaces de ofrecer un ratio de contraste de hasta 1000 : 1, mientras que los LCD se conforman con la mitad. En cambio, estos últimos superan a los primeros en el brillo con el que pueden dotar a la imagen. Por otra parte, ambas tecnologías disponen de un ángulo de visión máximo de hasta 170º y cuentan con un periodo de refresco de imagen inferior a los 20 ms.

El periodo de vida útil de los LCD es de 50.000 horas aproximadamente, lo que equivaldría a tener el televisor encendido 5 horas al día durante los próximos 27 años. En el caso del plasma, la calidad de la imagen empieza a mostrar señales de fatiga a partir de las 25.000 horas.

HD Ready es una certificación que han creado las distintas empresas de la industria y que asegura que el televisor puede mostrar, como mínimo, una señal de 720 líneas progresivas o 1.080 entrelazadas y que además dispone de las conexiones necesarias para recibir esas señale y las TV HD Ready también tienen una conexión HDMI, que transmite señales de alta definición y sonido envolvente en un sólo cable y con protección anticopia.

Mi Conclusión a 2009: Comprar LCD

Fuentes:

Abadía digital

El Mundo: Ariadna

Tags:

About Alex Borrás

Informático, especializado en desarrollo Web con WordPress, Redes Sociales y posicionamiento en buscadores (SEO). Fan de la OOP y como afición jugador de Ajedrez. Geek por vocación & iphonero.

Subscribe

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

?????????