Tratamiento del Alzheimer

A pesar de que en la actualidad, no existe una cura para la enfermedad de Alzheimer, hay medicamentos que pueden ayudar a controlar sus síntomas y manejar la agitación, la depresión o los síntomas psicóticos (alucinaciones o delirios) que pueden ocurrir cuando la enfermedad progresa. Consulte a un médico antes de tomar cualquier medicamento.  Vamos a enumerar lo más habituales:

Inhibidores de la Colinesterasa

Las enfermos tienen niveles bajos de acetilcolina, un químico importante del cerebro involucrado en la comunicación entre las células nerviosas. Los inhibidores de la colinesterasa retardan la degradación metabólica de la acetilcolina y proporciona una fuente adicional de este componente químico para la comunicación entre las células. Esto ayuda a retrasar la progresión del deterioro cognitivo y pueden ser efectivos para algunos pacientes entre la primera fase e intermedia.

Existen cuatro medicamentos aprobados por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA ), llamados inhibidores de colinesterasa, que están diseñados para regular y controlar los síntomas de la enfermedad de Alzheimer.

Los cuatro inhibidores de la colinesterasa, aprobados por la FDA son: Razadyne® (galantamine), Exelon® (rivastigmine), Aricept® (donepezil), y Cognex® (tacrine). Los cuatro son tratamientos aprobados para síntomas leves a moderados de la enfermedad de Alzheimer. En 2006, uno de los tratamientos, Aricept, fue aprobado por la FDA para el tratamiento de los síntomas severos de Alzheimer.

Namenda

Namenda® (memantina) fue el primer medicamento aprobado por la FDA para el tratamiento de los síntomas entre las etapas moderada a severa de la enfermedad de Alzheimer. Aparentemente, este medicamento protege las células nerviosas del cerebro de las cantidades excesivas de glutamato, un mensajero químico liberado en grandes cantidades por las células dañadas por la enfermedad de Alzheimer (y algunos otros trastornos neurológicos). Namenda estaba disponible en algunos países europeos para tratar la enfermedad de Alzheimer en su etapa moderada a severa, y ha estado disponible en los Estados Unidos desde octubre de 2003. Namenda es generalmente bien tolerada, los efectos secundarios más comunes son el dolor de espalda, estreñimiento, diarrea, mareos, somnolencia, dolor de cabeza, dolor y aumento de peso.

Tratamiento para la Ansiedad, Depresión, and Psicosis

Con frecuencia, la enfermedad de Alzheimer avanza, las personas experimentan depresión, agitación y síntomas psicóticos (pensamientos paranoicos, delirios o alucinaciones). Estos comportamientos pueden ser manifestados verbalmente (gritos, preguntas repetitivas, etc.) o físicamente (por acaparamiento, paseándose lentamente, etc.), y a veces pueden conducir a la agresión, la hiperactividad o a ser pendenciero. Los síntomas pueden tener un origen médico subyacente, como una interacción de medicamentos o el dolor físico. Si usted sospecha esa conducta, debe consultar un médico.

La agitación o la conducta psicótica también pueden ser provocadas por algo que ha cambiado en el entorno de la persona. A menudo, un cambio en la rutina, los cuidadores, o el entorno físico puede causar miedo, ansiedad o fatiga y llevar a la agitación. El individuo puede ser incapaz de comunicarse, sentirse frustrado por sus limitaciones que le afectan, no entender lo que está sucediendo, o simplemente olvidarse de cómo responder de manera adecuada. En estos casos, no se recomienda la intervención médica para determinar el origen del problema, modificación del entorno, y cambio de comportamiento. Si las medidas correctivas no-médicas, no funcionan o la persona se convierte en un peligro para sí misma o para otros, un médico debe ser consultado para evaluar la necesidad de tratamientos médicos para la depresión, la psicosis o la ansiedad.

Tratamientos Potenciales

Muchos tratamientos posibles para la enfermedad de Alzheimer están siendo investigados en los laboratorios y probados en ensayos clínicos humanos. Para un vistazo rápido de las investigaciones en curso, por favor visite www.clinicaltrials.gov y presione “Alzheimer” en la casilla de búsqueda. Clinicaltrials.gov es una base de datos mantenida por los Institutos Nacionales de Salud y proporciona la lista de ensayos clínicos patrocinados por el gobierno y la industria privada que son realizados en los Estados Unidos y alrededor del mundo.

Otra fuente de información de los ensayos es el Alzheimer Research Forum, una organización sin fines de lucro que gestiona un recurso llamado Drugs in Clinical Trial (fármacos en ensayos clínicos). Visite su listado en www.alzforum.org/drg/drc.

Fuentes:

About Alex Borrás

Informático, especializado en desarrollo Web con WordPress, Redes Sociales y posicionamiento en buscadores (SEO). Fan de la OOP y como afición jugador de Ajedrez. Geek por vocación & iphonero.

Subscribe

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

?????????