Rubalcaba, el candidato adecuado
3101
post-template-default,single,single-post,postid-3101,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Rubalcaba, el candidato adecuado

Mucho se ha hablado estos días sobre la designación de Alfredo Pérez Rubalcaba como futuro candidato del PSOE en las próximas elecciones. Ha surgido el término “dedazo” y se ha criticado que es un candidato poco adecuado. Me gustaría hacer una reflexión sobre este tema porque hay algunas ideas que me hacen ir contracorriente.

¿Por que Rubalcaba?

En estos momentos es posible que Rubalcaba sea el mejor candidato que puede presentar el PSOE. Le acusan de no ser una cara nueva y de ser la continuidad del proyecto fallido de Zapatero. Todo esto es cierto pero los socialistas lo han elegido, con su conninvencia, para protagonizar una devotio, término utilizado en la Roma clásica para definir la acción por la cual un mando destacado de sus ejércitos se sacrificaba en un combate que está perdido de antemano por el bien de la ciudad estado.

Todas las encuestas, hasta las del propio PSOE, dan por seguro un triunfo del Partido Popular y la terrible derrota sufrida el 22 de mayo hacía correr el riesgo de desatar una lucha fratricida que podría destruir o fragmentar el partido de tal forma que lo alejaría por muchos años del poder. Por ello era necesario una figura de consenso que uniera el partido y que estuviera dispuesto a perder la próxima batalla frente al PP plantando cara.

En vez de quemar en esta derrota un futuro buen candidato Rubalcaba ha aceptado esta misión y se presenta para perder. Sus argumentos de que tiene un programa y sabe lo que hay que hacer entran dentro de la lógica política que debe mostrar todo candidato. La realidad es otra muy distinta y Rubalcaba la conoce perfectamente.

Posiblemente esta situación inspire un sentimiento en el PP de cierta admiración hacia su persona o incluso un poco de simpatía combina con una pizca de lástima. Se equivocará si hace esto o se confían. El PP debe luchar como si fuera perdiendo en las encuestas e infringir una derrota todavía más dura que en el 22M.

El dedazo

¿Ha sido un dedazo? Claramente no. Dedazo es cuando el líder de un partido señala directamente a sus sucesor. En este caso la candidata del presidente era Carmen Chacón. Días después del 22M, y en pocas horas, algo pasó en el interior del PSOE que cambió los planes del presidente.

Súbitamente la Ministra de Defensa anunciaba que se retiraba de la carrera de las primarias, el partido aclama pocos días después a Alfredo Pérez Rubalcaba como candidato y los planes del presidente Zapatero se vienen abajo como un castillo de naipes.

Por lo tanto no podemos llamar a todo esto un dedazo, habrá que esperar unos meses para saber exactamente que pasó aquellos días en que nuestra Ministra escenificó su total rendición.

El papel de Zapatero

El presidente Zapatero es el máximo responsable de la debacle del PSOE en el 22M. España que no está saliendo de la crisis como otros países. Hasta que no se tomen decisiones económicas más enérgicas no se llegará la recuperación. El planteamiento correcto hubiera sido convocar elecciones anticipadas en marzo.

El presidente podría haberse dirigido a la nación explicando con sinceridad la situación actual, proponer sus medidas y pedir la legitimidad de las urnas para llevarlas a cabo.

Seguramente habría perdido pero este acción hubiera tenido muchos efectos positivos: el PP se tendría que “retratar” explicando también sus recortes, La figura de Zapatero y su credibilidad saldría muy reforzada con este gesto y muchas autonomías y grandes ayuntamientos podrían haberse salvado de la furia del votante descontento al recaer esta en el presidente del gobierno.

Sin embargo José Luis Rodríguez Zapatero, empeñado en no pasar a la historia como el presidente de la crisis dejó que todos sus gobiernos fueran arrasados en una batalla donde apenas tenían posibilidades mientras el lo veía desde la distancia del Palacio de la Moncloa. No es de extrañar que tras los resultados el PSOE entero se haya rebelado y obligado a desactivar el invento de Carmen Chacón.

El presidente ha actuado en función de sus propios intereses y no ha pensado en que era lo mejor para España.

¿Y ahora que?

Nos quedan meses de agonía hasta las próximas generales, el gobierno no parece que vaya a adoptar una actitud decidida ante la profundidad de la crisis. Zapatero quiere aguantar todo lo posible ¿para que? ¿para pasar a la historia como el presidente que acabó con ETA? Solo él lo sabe.

Mariano Rajoy, junto a los líderes autonómicos, ha empezado a ejercer de futuro presidente y ha presentado un proyecto global de gobierno autonómico basado en la austeridad y en la eficacia. Sin duda la situación va a cambiar mucho cuando gobierne el PP y, salvo la aparición de un Cisne Negro, esto sucederá en los próximos meses. Esperemos por el bien del país que sea en octubre de 2011 y no en marzo de 2012.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
Tags:
,
No Comments

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies