Orígenes de Walt Disney

Walt Disney (Walter Elias Disney es su nombre completo) fue el fundador de lo que seguramente es el mayor imperio de contenidos para niños de la actualidad. Nació en Chicago, Illinois el 5 de diciembre de 1901.

Su infancia

Tuvo la infancia típica del hijo de un granjero. Su padre, Elias Disney (1859-1941), de antepasados irlandeses, había llegado a Estados Unidos desde Canadá y se había instalado en Chicago poco después de contraer matrimonio con la maestra de escuela Flora Call (1868—1938), en 1888. Walt nació en 1901, siendo el cuarto de los cinco hijos del matrimonio. En 1906 —según algunos, huyendo de la creciente criminalidad existente en Chicago—, la familia se trasladó a una granja en las cercanías de Marceline, Missouri. Más adelante, Disney diría que esos fueron los años más felices de su vida. Como tanto él como su hermana menor, Ruth, eran demasiado pequeños para ayudar en las labores de la granja, pasaban la mayor parte del tiempo jugando. De esta época datan los primeros escarceos de Disney con el dibujo y su gran afición por los trenes.

Este período idílico concluyó pocos años después. En 1909, Elias Disney cayó repentinamente enfermo de fiebres tifoideas, y, a pesar de contar con la ayuda de sus hijos mayores, se vio imposibilitado de continuar trabajando en la granja. La vendió a regañadientes, y la familia vivió en una casa alquilada hasta 1910, año en que se mudaron a Kansas City. Para el joven Disney fue muy duro tener que abandonar su paraíso rural.

En general su infancia transcurrió entre apuros económicos y bajo la severidad de su padre, carpintero de profesión, que probó suerte en toda clase de negocios sin que nunca consiguiera mejorar su maltrecha economía. Eternamente menospreciado por su padre, Walt creció muy unido a su madre, una antigua maestra descendiente de alemanes, y a su hermano Roy, ocho años mayor que él.

En Kansas City, Elias empezó a trabajar repartiendo periódicos para el Kansas City Star. A Walt y a su hermano Roy les correspondió ayudar a su padre en el reparto, un trabajo duro que requería levantarse todos los días a las doce de la noche.

De acuerdo con los archivos de la escuela pública del distrito de Kansas City, Disney empezó a asistir a la Benton Grammar School en 1910, y se graduó el 8 de junio de 1911. No fue un buen estudiante: a causa de su trabajo repartiendo periódicos, le costaba concentrarse y con frecuencia se quedaba dormido. Era propenso a soñar despierto y a pasar el tiempo haciendo garabatos.

Elias, dejó su trabajo como repartidor de periódicos y se convirtió en uno de los propietarios de una empresa dedicada a elaborar bebidas carbonatadas, la O’Zell Company, radicada en Chicago. La familia se trasladó a esta ciudad, y Disney continuó sus estudios en la McKinley High School de Chicago. Al mismo tiempo, trabajaba para su padre y asistía por las tardes a clases en el Instituto de Arte de Chicago.

A los 15 años, Walt consiguió un trabajo de verano vendiendo periódicos y chucherías a los pasajeros del ferrocarril de Santa Fe. Le interesaba mucho más el tren que su trabajo, en el que no tuvo demasiado éxito, ya que con frecuencia le robaban la mercancía.

En sus años escolares, Disney fue el historietista del periódico del instituto, The Village Voice. Sus cómics eran de tema patriótico y político, centrados en el tema de la Primera Guerra Mundial. En 1918, queriendo seguir los pasos de su hermano Roy, que se había enrolado en la marina, abandonó el instituto para alistarse en el ejército. No fue aceptado por ser demasiado joven. Enterado de que el cuerpo de ambulancias de la Cruz Roja admitía a chicos de diecisiete años, Walt falsificó su certificado de nacimiento para hacer ver que había nacido en 1900 en lugar de en 1901, y había cumplido ya los diecisiete.

Fue admitido, pero nunca llegó a entrar en combate. Cuando terminó su entrenamiento y fue trasladado a Europa, Alemania había firmado el armisticio, y la guerra había terminado. Pasó el resto de su tiempo en la Cruz Roja como conductor de ambulancias en Francia, trasladando a oficiales. Se entretuvo llenando de dibujos la ambulancia que conducía. Fue también en esta época cuando empezó a fumar, un hábito que le acompañaría durante toda su vida. En 1919 solicitó ser relevado de sus obligaciones militares y fue enviado de regreso a Estados Unidos.

En 1925, Disney contrató a una joven llamada Lillian Bounds para entintar y colorear el celuloide. Tras un breve noviazgo, se casó con ella el 15 de julio de 1925. Después de intentarlo varias veces, Lillian dio a luz a una hija, Diane Marie Disney en 1933. Sin posibilidades de tener más hijos, los Disney adoptaron a una segunda hija, Sharon Mae Disney, en 1936. Lillian falleció el 16 de diciembre de 1997. Su hija adoptiva, Sharon, había muerto en 1993. Sharon dio a luz anteriormente a Catherine Spitcktip Disney en 1988.

La leyenda de su origen español

Existe la leyenda de que Walt Disney es de origen español. Según esta leyenda, Disney no habría nacido en Chicago, sino en Mojácar, pueblo de Almería que en aquella época tenía unos 400 habitantes, hijo ilegítimo de un médico, José Guiraro, y una lavandera, Isabel Zamora. La supuesta madre habría emigrado a Estados Unidos, donde habría dado a su hijo en adopción a la pareja formada por Elias y Flora Disney, tras lo cual volvió a España.

Según esto, el verdadero nombre de Disney habría sido José Guirao Zamora. Supuestamente, en los años cuarenta, unos enviados de Disney habrían estado en Mojácar haciendo comprobaciones en los archivos parroquiales de la localidad.

Otra versión dice que el padre de Waly Disney fue Ginés Carrillo y José Guirao le dio su apellido para que pudiera ser bautizado. Isabel pudo esconder el embarazo, pero después de dar a luz el escándalo impidió que siguiera trabajando y no tuvo más remedio que emigrar a EEUU, donde ya residía uno de sus hermanos.

Las enciclopedias que se publicaron en España durante el franquismo, como la Durvan, ponían lo siguiente: ‘Walt Disney’: «Seudónimo de José Guirao Zamora, dibujante nacido en Mojácar, Almería».

Según una investigación periodística realizada en España y un documental dirigido por Eduardo Soler, ‘Disney a través del espejo’ se sigue el paradero de Isabel Zamora, madre soltera que emigró a Estados Unidos para huir de la vergüenza y la pobreza. En Chicago no existe una partida de nacimiento de Walt Disney, sólo una fe bautismal fechada años después de que naciera.

Sobre este tema también investigó Tito del Amo, un estadounidense que fue vecino del productor en la infancia y que vive en Mojácar desde 1964. Allí también vivía Diego Carrillo, médico jubilado y “presunto” hermano de Walt Disney, el cual se ofrece a “que me hagan la prueba (del ADN).

Diego Carrillo, otro de los hijos legítimos hijos de Ginés, asegura no sentir nada especial sobre su supuesto vínculo de sangre con uno de los grandes mitos de la industria del cine de EE.UU., pero reconoce que el parecido entre ambos es evidente. “Son dos gotas de agua”, afirma el concejal de Turismo, José Luis Cano, que ve con gusto ofrecer un nuevo atractivo a los miles de turistas, sobre todo británicos, que han convertido Mojácar, hoy con 5,500 habitantes, en una localidad muy próspera.

Hoy en día habría una forma de salir dudas, con el análisis de ADN entre los descendiente de Disney y los de Isabel Zamora, pero parece poco probable que se lleva a cabo.

Fuentes:

Tags:

About Alex Borrás

Informático, especializado en desarrollo Web con WordPress, Redes Sociales y posicionamiento en buscadores (SEO). Fan de la OOP y como afición jugador de Ajedrez. Geek por vocación & iphonero.

Subscribe

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

?????????