Lo voto porque es guapo
5596
post-template-default,single,single-post,postid-5596,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Lo voto porque es guapo

Lo voto porque es guapo

Lo voto porque es guapo

Dentro de pocos días serán las Elecciones Generales en España, falta menos de un mes, y un tema recurrente que produce polémica es cuando algunas personas confiesan que van a votar a Pedro Sánchez simplemente porque es guapo. Esto tipo de testimonios se ha publicado en varios medios y no es la primera vez que pasa. Se detectó en anteriores periodos políticos con las figuras de Adolfo Suárez y Felipe González.

No os indigneis, es normal, la gente lo hace porque es una tendencia natural que se ha analizado desde el punto de vista de la sociología. Hace unos año se hizo un experimento político en Nueva Zelanda. Se escogió un grupo de personas de ambos sexos y edades variadas cuyo único requisito debía ser que no les interesase la política. Se les mostró fotografías de varias personas de dos en dos y les pidieron que eligiesen a aquellas personas que más les gustaban, sin más explicaciones. Sin que supieran quienes eran los que salían en las fotografías, a que se dedicaba o de que país provenían. Lo único que se les pedía era que escogieran una de las dos fotos. Por lo tanto el único criterio era el aspecto que presentaba el sujeto de la imagen.

Las fotos correspondían en realidad a candidatos del Partido Republicano y del Partido Demócrata que se presentan al Congreso de los Estados Unidos y que por supuesto nadie de los entrevistados conocía. El resultado fue sorprendente, la elección  de los neozelandeses coincidió en un 70% con los resultados electorales.

Este sencillo experimento sociológico corroboró una realidad intuida por muchos,  en una elecciones tendemos a depositar nuestra confianza en aquellas personas que mejor impresión nos causan. De ahí una explicación del éxito de políticos como Pedro Sánchez o Albert Rivera,  personas jóvenes y atractivas,  que generan confianza. Esta característica también es utilizada de forma masiva por la publicidad y el cine para vender sus productos y también cuando se intenta engañar a alguien.

El problema suele ser cuando el aspecto del candidato es inversamente proporcional a su capacidad para realizar tareas de Gobierno, en España ha habido de todo como ya hemos podido comprobar.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
No Comments

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ver botones
Ocultar botones