El Twitter del candidato
2351
post-template-default,single,single-post,postid-2351,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

El Twitter del candidato

Un político no puede tener presencia en la Redes Sociales unos meses antes de las elecciones, explicar su programas y luego desaparecer. A veces sucede porque el Blog y las cuentas de Facebook y Twitter son manejadas por colaboradores que una vez finalizada la campaña se dedican a otras tareas.

Lo que en principio podía ser una buena idea se puede convertir en un desastre porque Internet tiene memoria.

Hasta ahora los políticos gobernaban apoyándose en encuestas pero ahora todo se ha vuelto mucho más inmediato y complicado. Hay millones de ciudadanos que están en la red y que manifiestan su opinión de forma inmediata. Internet ha supuesto una pérdida del control en la emisión <->recepción del mensaje político.

Las plataformas de Internet ya no pueden utilizarse como un emisor pasivo de mensajes, hay que estar dispuesto a escuchar y responder a los ciudadanos o arriesgarse a ser criticado por no prestar atención a sus votantes.

Un político que sepa mantener una conversación con los internautas con los que interactúa puede captar más votos que en 100 mitines donde, al fin y al cabo, suelen ir los incondicionales. Esto, que es una verdad obvia y que ya está pasando, pero se convierte en una gran dificultad para políticos que están poco familiarizados con Redes Sociales y dispositivos móviles como los Smartphones, lo cual les lleva a “delegar” el trabajo en un equipo o colaborador.

El problema es que el equipo no suele arriesgar mucho al contestar, a nadie le gusta meter la pata, o generar un Trend Topic contra su candidato. Las consecuencias de este tipo de errores no suelen ser agradables.

Entonces, ¿que se debe hacer? Se puede tener perfectamente un equipo que colabora en los contenidos pero es necesario que el propio candidato participe en este dialogo, conteste y dialogue con los internautas de vez en cuando. Que se ntoe su presencia real. La extrema sencillez de plataformas como Twitter, Facebook y WordPress hace que cualquiera pueda interactuar a través de la mismas. Con una mínima formación es suficente.

Obama se convirtió un candidato 2.0, uno de los fundadores de Facebook dejó la compañía para incorporarse al equipo de campaña. Empezó la carrera a las nominaciones del Partido Demócrata como uno de los últimos en lo que tenía que ser el gran triunfo de Hillary Clinton. Derrotó a todos los candidatos sin que estos se enteraran muy bien de que les había pasado. Se enfrentó al líder 1.0 del partido republicano y ganó tranquilamente.

Los recientes movimientos en el mundo árabe son otra prueba de la enorme influencia de las Redes Sociales en la actividad política.

Sin embargo habrá numerosos candidatos y políticos de los partido actuales que no harán caso de la importancia de la Redes Sociales y no se tomarán la molestia de interactuar en Internet, ¿que les pasará? que acabarán siendo Hillarys y trabajando para los políticos 2.0 … en el mejor de los casos.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
No Comments

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies