Cuidar la salud en vez de enfermar

Eric Topol, cardiólogo e investigador cree que los dispositivos inalámbricos asociados a la salud van a permitir prevenir graves enfermedades como el infarto.

En un futuro cercano la medicina se va a preocupar mas de prevenir enfermedades que no de curarlas. Asimismo la secuenciación genética permite averiguar las causas exactas de una enfermedad para saber cual es el tratamiento adecuado o ajustar la dosis precisa que necesita un individuo para ser curado.

En poco tiempo bastará con dar una muestra de saliva para obtener un examen genitípico en 20 minutos. En los últimos años se han investigado 80 enfermedades importantes desde el punto de vista genético y se ha averiguado más sobre las mismas que en todos los años anteriores.

Pero no solamente se estudian las enfermedades, actualmente se está haciendo una investigación sobre 750 personas con más de 80 años que nunca han sufrido enfermedades importantes. La idea es averiguar que genes están ligadas a La salud y la longevidad. Estos pacientes tienen los mismos genes que provocan el cáncer y el Alzheimer pero sus genes relacionados con la salud impiden que se desarrollen estas enfermedades.

Los médicos buscaran en nuestro genoma futuras anomalías para tratarlas antes de que se produzcan.

Otro avance muy importante lo están representando los dispositivos inalámbricos llevaremos en nuestro cuerpo diversos sensores implantados que enviaran información por Wifi al teléfono móvil, el cual nos avisará en caso de que haya algún problema. Por ejemplo, un sistema de este tipo será capaz de avisarnos de que hay un problema cardiaco meses antes de que se produzca o en el caso de los diabéticos será posible mediante el uso de sensores saber exactamente los niveles de glucosa. Incluso será posible detectar los síntomas de una depresión por el tono de voz, la postura corporal y otros indicadores.

La prevención de las enfermedades tiene un impacto no solo en la salud sino también en la economía. Por ejemplo si se pagaran los medicamentos a los fumadores que quieren dejar el hábito el gasto sería de 500 millones de euros pero el ahorro en costes sanitarios representaría 7.000 millones.

El gran cambio que se producirá en la medicina del futuro es que los médicos se deberán acostumbrar a dedicar mas tiempo a cuidar la salud que no a la enfermedad.

Fuente: Redes. Eric Topol. Cardiólogo, Tecnólogo e investigador en Genómica. Scripps

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Deja un comentario