Consejos para tener una visión mejor

Mi amigo Carlos Fábregas de Óptica Fábregas me ha enviado una serie de consejos muy útiles destinados a mejorar nuestra visión.

En la actualidad tenemos unas demandas visuales muy exigentes en visión próxima. En el trabajo con el ordenador y los papeles, en el estudio más papel y ordenador, en el ocio las redes sociales y los móviles. No nos damos cuenta y estamos prácticamente todo el día utilizando la vista en distancias cortas, donde nuestros ojos se ven sometidos a un estado de acomodación constante que nos puede acarrear un estrés visual y derivar en disfunciones oculares.

En multitud de ocasiones nos encontramos en que los problemas visuales no son debidos a un defecto refráctivo como la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo o la presbicia, si no funcional. Estos problemas deben tratarse en la mayoría de casos mediante Terapia Visual, ejercicios destinados a mejorar nuestras habilidades visuales, y/o gafas adecuadas a cada disfunción en particular.

Cuando tenemos algún problema visual como; visión borrosa de lejos o cerca, fatiga ocular, dolor o molestias en ojos y anexos o dolor de cabeza frontal, si nos dirigimos a un centro para la evaluación de nuestra visión, no debemos contentarnos con si “ve mejor con este cristal o con este otro”. Una correcta revisión visual no solo debe ocuparse de nuestros defectos refractivos sino que también debe ocuparse de revisar nuestras habilidades visuales, tales como; visión binocular, amplitud de acomodación, movimientos oculares, convergencia, etc. No estaría de más también, un repaso preventivo en cuanto a patologías oculares, tales como biomicroscopía, oftalmoscopía y medida de la presión intraocular.

El examen refractivo (graduación) debería comprender un método objetivo, la retinoscopía y otro subjetivo donde el paciente ratifique con que lente ve mejor en diferentes pantallas de optotipos. Para acabar sería conveniente un último control en visión binocular (ambos ojos viendo a la vez).

Una revisión optométrica debería realizarse cada año durante la etapa de crecimiento y desarrollo, hasta los 45/50 cada dos años y a partir de los 50 otra vez anualmente.

La revisión debe comprender los siguientes aspectos:

  • Refracción ocular
  • Habilidades visuales
  • Prevención patologias

Por último me gustaría recomendaros que, en la medida que podáis, salgáis de la ciudad a disfrutar del campo, de la montaña o del mar, relajaros y mirad al cielo o al horizonte… ¡relajad vuestra vista!, os irá fenomenal.

Más información en www.opticafabregas.net

Autor: Alex Borrás

Informático, especializado en desarrollo Web con WordPress, Redes Sociales y posicionamiento en buscadores (SEO). Fan de la OOP y como afición jugador de Ajedrez. Geek por vocación & iphonero.

Deja un comentario